<

Huacalera en la Quebrada de Humahuaca, Jujuy

El pequeño pueblo de Huacalera está ubicado en el centro de la Quebrada de Humahuaca, en el Departamento de Tilcara, sobre la RN 9. Se encuentra a 14 km de Tilcara y a 36 km de Humahuaca. El río Yacoraite, que hacia el norte marca el limite con el Departamento de Humahuaca, y el Angosto de Perchel marcan sus límites naturales. El pueblo se encuentra a 2641 m.s.n.m. con una cantidad aproximada de 4000 habitantes.

Este poblado aún conserva muchos tesoros arqueológicos y costumbres enraizadas en la personalidad de sus pobladores que convocan e invitan a viajar y a conocer aquella rica historia que les dio origen. Es un punto interesante para conocer dentro del circuito turístico de la Quebrada de Humahuaca.

La etimología quechua de su nombre remite a Huaka que significa “tesoro escondido” y Lera que significa “pequeño espacio destinado al cultivo hortofrutícola”. Queda así conformado el verdadero significado y esencia del pueblo y su gente: “Lugar de huertas con tesoros ocultos o enterrados”. ¿Soñas con darle a tu viaje una impronta exploradora y que el límite de tu aventura lo dicte solo tu imaginación? ¿Te animas a mezclarte en la cultura local aún celosamente guardada por sus pobladores y entre sus maravillosos y coloridos cerros?

Al recorrer las pequeñas calles de Huacalera quedará en evidencia su principal actividad económica: la agricultura. Las técnica utilizadas en este punto de la Quebrada de Humahuaca todavía conservan la magia de lo artesanal. La siembra y la cosecha se realizan manualmente, utilizando exclusivamente el caballo y el arado para los cuadros de verdura de mayor tamaño.

Huacalera, al igual que Tilcara, ofrece diversos atractivos naturales y culturales. Entre los primeros, podemos nombrar el Cordón de los Amarillos, una cadena montañosa que se destaca por lo colorido de sus laderas. Con respecto a los atractivos culturales, el gran Pucará de la Huerta es un punto obligado del recorrido turístico. Lo peculiar de este Pucará es que conserva silos y paredes del periodo incaico. También yace aquí el Pucará del Cerro Morado, con vestigios de antiguas civilizaciones que lo han poblado y utilizado como fortaleza de defensa. La Iglesia de Huacalera, una antigua construcción que data del siglo XVII, con su maravillosa colección de pinturas de escuela cusqueña: los ángeles arcabuceros. Y finalmente el Trópico de Capricornio, con el monolito que marca el paso de la imaginaria línea que da características climáticas particulares a cada ciudad del mundo que se asiente sobre su trazado.

El pequeño pueblo de Huacalera propone diversidad de actividades tales como trekking, fotografía y exploración, que no pueden faltar en la bitácora del viajero consciente.