<

Posta de Hornillos en la Quebrada de Humahuaca, Jujuy

La Posta de Hornillos se encuentra ubicada al costado de la RN 9, en el centro de la Quebrada de Humahuaca, 3km al sur del poblado de Maimará y a 10km de Tilcara. En la actualidad, al lado de esta posta se ha asentado el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) para llevar a cabo investigaciones agrícolas en la región.

Es una posta colonial construida en 1770 durante las guerras de la independencia por la familia Álvarez Prado. De fondo se ven los coloridos cerros de la Paleta del pintor. Fue el cuartel de resguardo del mismísimo ejército de la independencia. También pasaron por ella Manuel Belgrano en las guerras de conformación de la nación Argentina y otros héroes como el General Martín de Guemes. Es una de las tantas postas que unían el puerto de Lima con la ciudad de Buenos Aires, en uso desde 1400 d.C. La posta de Hornillos está dentro del camino real que era recorrido por los funcionaros españoles y los campesinos y comerciantes después de la conquista española y previo a las guerras de la independencia.

Sus techos datan de aquella época, con tirantes hechos sobre la base de inmensos cardón. La aquitectura del sitio es preciosa. Funciona como museo. Cada una de sus 19 habitaciones son salas expositorias. La pequeña capilla puede apreciarse desde la ruta ha sido completamente remodelada con el estilo típico de 1800.

En este sitio no sólo encontraras retazos de la historia colonial argentina sino también un increíble yacimiento arqueológico conocido como el Pucará de Hornillos (al igual que el Pucará de Tilcara, un fuerte pre-incaico desde el cual se controlaba el paso comercial y bélico) que no ha sido reconstruido, al cual es necesario acceder con un guía calificado de la Posta de Hornillos. Fue el lugar de asiento de una población precolombina establecida cerca del año 1000 d.C. Se piensa que se asentaron en ese lugar por el manantial de donde brota agua de la tierra. Por este mismo motivo segurmente los españoles decidieron edificar la posta aquí.

Hornillos es un atractivo ideal para descansar algunas horas y ser por un momento un indígena o un guerrero de la independencia contemplando las brisas con el sonido del río, los colores de las montañas y un intenso sabor a historia y cultura, con inmensos y antiguos sauces y cardones. Un lugar en donde se mezclan las culturas prehispánica y colonial.