<

Circuito turístico de los Valles Centrales, provincia de Jujuy

La provincia de Jujuy, al noroeste de la República Argentina, se divide en cuatro regiones: las Yungas, la Puna, la Quebrada y los Valles. Esta última, la región de los Valles Jujeños, se ubica en el sector centro-sur de la provincia. Con sus paisajes de ensueño, sus lagos, su exuberante vegetación y su temperatura primaveral es una alternativa a tener en cuenta para vacacionar en la naturaleza.

Aquí, Termas de Reyes invita a aquellos que quieran realizar turismo-salud a sus aguas termales. En cambio, la localidad de Yala ofrece disfrutar de un baño o de la pesca de pejerreyes en las aguas cristalinas de las lagunas del Parque Provincial Potrero de Yala. La región también consta de lugares para entretenerse con deportes acuáticos, como los diques Los Alisos, La Ciénaga y Las Maderas.

Ocloyas y Corral de Piedras te pasean por la historia de los pueblos originarios a través de sus sitios arqueológicos mientras que Tiraxi te devela los secretos de su belleza casi selvática con sus bosques laberínticos de abras, quebradas y arroyos. Las vistas desde el Cerro Zapla, dentro del complejo Serranías Zapla, muestran la verde vegetación del Valle Central de Jujuy y el Valle de San Francisco.

Por otro lado, la ciudad capital de San Salvador de Jujuy, llamada “Tacita de Plata” por estar resguardada entre los ríos Xibi Xibi y Grande, se tiñe de historia con sus edificios coloniales dispersos entre calles angostas que son un claro signo de identidad jujeña. Sus iglesias, museos y arquitectura colonial son sus principales atractivos.

También se pueden visitar, en este territorio, las localidades de Palpalá, Villa Jardín de Reyes, El Carmen, Santa Clara, la Quebrada del Río Las Capillas, las plantaciones tabacaleras de Perico y el majestuoso Nevado de El Chañi que, con sus 5’980 metros sobre el nivel del mar, es ideal para escalada y montañismo.

Los Valles de Jujuy te invitan a descansar y respirar profundo en un marco que permite vivir plenamente la naturaleza.

Se pueden contratar tours de ecoturismo o turismo-histórico. Asimismo, los valles también brindan la posibilidad de realizar cabalgatas, pesca deportiva, diversos deportes acuáticos y turismo de salud en sus aguas termales. Sus montañas y paisajes invitan a los que gustan del trekking y el montañismo a probar suerte en sus circuitos.