<

Termas de Reyes en los Valles Centrales, Jujuy

La más conocida de las cuarenta aguas termales con las que cuenta la provincia se encuentra a 19 km. de San Salvador de Jujuy, en la región de Los Valles, en el extremo noroeste de Argentina. Termas de Reyes combina un sistema de aguas subterráneas a más de 50º C con área única de biodiversidad, generosa vegetación y coloridos cerros.

Este paraíso termal, a 1’800 metros de altura sobre el nivel del mar, se encuentra rodeado por montañas donde tiene lugar La Quebrada de Reyes. Su sistema de aguas subterráneas tiene una alta densidad de minerales que funcionan como apoyo para tratamientos contra el reuma, herpes, neurosis, parálisis, dispepsias y dolores musculares entre otras. Incluso si no padeces ninguna enfermedad son recomendables ya que estimulan la defensa del organismo y ayudan a eliminar toxinas.

Aquí se encuentra el Hotel y Spa Termas de Reyes que cuenta con doce baños termales privados con vistas panorámicas del valle además de instalaciones más que adecuadas para pasar unas relajantes vacaciones. Otra posibilidad es acceder a las piscinas públicas que fueron renovadas hace poco. Las mismas cuentan con vestuarios, duchas, restaurante, guardarropas y ofrece la posibilidad de disfrutar de un asado familiar.

Un alma joven, aventurera y sin achaques físicos podría pensar que debería tachar este lugar de su lista, pero Termas de Reyes ofrece mucho más que piscinas minerales. Este rincón de Jujuy está repleto de bellezas naturales que hacen posible un sinfín de actividades al aire libre. Se pueden realizar cabalgatas, trekking libre o con guía, escalada en roca, safaris fotográficos, natación, remo, navegación a vela y pesca. También hay circuitos para los amantes del cicloturismo con distintos niveles de dificultad. Además las agencias locales organizan excursiones grupales guiadas en las que puedes aventurarte hacia los increíbles paisajes de la Laguna de Yala, La Ciénaga, Los Maderos, Los Alisos, la selva de montaña o el mítico mar seco de Salinas Grandes. Cada sitio pareciera diseñado para escaparse a soñar disfrutando del silencio de la ciudad y la armonía que producen sus colores y el sonido de las aves entre los árboles. E incluso esa alma inquieta disfrutará, se los aseguro, de una tarde de spa y termas luego de un día intenso.

Se puede visitar durante todo el año siendo especialmente hermoso en primavera cuando las laderas tienen un verde intenso que contrasta con el azul del cielo y de las aguas. El invierno también tiene su atractivo ya que el paisaje se cubre de una espesa capa de nieve y el contraste con el calor de las termas es bienvenido.

Termas de Reyes es un lugar diseñado por la naturaleza para cada miembro de la familia. Un destino ideal escondido entre la tranquilidad de sus cerros que acoge, relaja y divierte a todo aquel que le visite.

Si se quiere ir desde la ciudad de Jujuy en transporte propio hay que tomar el camino en dirección al Río Reyes, continuar por la Ruta Nacional Nº 9 hasta toparse con La Quebrada de Reyes, doblar a la derecha por la Ruta Provincial Nº 4 y a unos pocos kilómetros se llegará a las termas. Otra opción es tomar un colectivo de línea en la Plaza Belgrano.

Se pueden realizar cabalgatas, trekking libre o con guía para todas las edades, escalada en roca, safaris fotográficos, natación, remo, navegación a vela, pesca, cicloturismo con distintos niveles de dificultad, excursiones grupales guiadas a distintos puntos de los alrededores, baños termales y sesiones de spa que incluyen fangoterapia y masajes entre otras especialidades.