<

Circuito turístico de las Yungas, provincia de Jujuy

No se sabe con exactitud a qué alude el vocablo “yungas” pero la traducción más aceptada es la de “valles cálidos”. Se extienden en una franja que va desde Bolivia hasta el sur de Tucumán, abarcando unos 4 millones de hectáreas. La ecorregión de las yungas es una de las que más variedad de climas, flora y fauna presenta.

El circuito turístico de las yungas jujeñas se encuentra ubicadas al sudeste de la provincia de Jujuy. Abarca los departamentos de San Pedro, Santa Bárbara, Ledesma y parte de Valle Grande.

En esta región es muy variable, porque depende de la altitud y la latitud. En la mayor parte del territorio, el clima es subtropical; altas temperaturas y mucha humedad, con épocas de lluvias entre noviembre y marzo. Cuanto más alto sobre el nivel del mar nos encontremos, mayor será la variación entre las estaciones; en septiembre y octubre se dan períodos de sequía, y en invierno nieva con frecuencia.

La flora está dividida en tres zonas, que se definen por la altitud y el clima: la selva pedemontana, en la parte más baja y oriental; luego la selva montana o nuboselva, y por último el bosque montano, que llega a los 2000 m.s.n.m. y en el que las especies vegetales se van haciendo más pequeñas hasta convertirse en pastizales.

La fauna que habita las yungas es variadísima. Desde los grandes mamíferos como el yaguareté y el tapir (ambos en peligro de extinción), hasta un gran número de aves como el tucán y la pava de monte; además, en especial cerca de los espejos de agua o humedales, hay anfibios, reptiles e insectos únicos, muchos de los cuales todavía no están catalogados.

El circuito más conocido de las yungas jujeñas es la Ruta Escénica de las Yungas, un tramo de la RP 83 que comienza en el Parque Nacional Calilegua y termina en Valle Grande, pasando por las localidades de San Francisco y Pampichuela. Desde Valle Grande se puede llegar hasta Valle Colorado, un paraje al que se accede a pie o a caballo.

Tampoco hay que olvidar que esta región es famosa por sus aguas termales. En la zona del “ramal jujeño” hay tres complejos, aunque en la actualidad sólo está abierto al público el de Caimancito, también conocido como Aguas Calientes. Cuenta con camping y hostería durante todo el año.